El estado de felicidad

El punto esencial es que todos sufrimos un defecto u otro. El problema es que dedicas más atención a tu propio sufirmiento que al reso de la vida, y de ese modo lo recrudeces. No sabes cómo utilizar lo ya alcanzado. Pero si te centras en la satisfacción de los logros, si continúas desarrollándote espiritualmente, realizando buenas acciones tanto en provecho propio como ajeno, será el remedio, la salvación, la manera de superar los defectos y el sufrimiento.

 Alma Yo amo meditar

La felicidad ordinaria se manifiesta como una liberación de la tensión emocional, de hecho significa un consumo de energía. En realidad, los arrebatos de felicidad disipan la energía. Y si las experiencias se interpretan de modo negativo, nuestra susceptibilidad a dejarnos abrumar por ellas se incrementa.

La felicidad ordinaria sólo es una experiencia momentánea y ocacional.

La serenidad, en cambio se manifiesta como una apacible felicidad interior, es duradera y no depende de ninguna circunstancia
exterior.

Consejo taoísta, El Tao de la vida cotidiana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s