El mejor sueño de todos

Dicen en Oriente que no hay fuerza superior a la mente del hombre.
Si queremos un mundo mejor… empecemos por idearlo, pensarlo, imaginarlo.
Imaginemos juntos qué cambios queremos para nuestro mundo.
Un sueño soñado a solas, es sólo eso.

Pero un sueño compartido, deja de ser un sueño para convertirse una realidad.

 

Unamos voluntades hacia el mismo objetivo… cada uno es una célula de acción y cambio… que sea contagioso, comencemos cada uno  a vibrar el cambio que queremos

Encontrar la paz interior

Por Marce N. MéndezMarce N Mendez

Yo amo meditar“Meditar”, como se comprende en oriente, no tendría que ver con la reflexión o el pensamiento profundo (prácticas características de Occidente); más bien, todo lo contrario. Meditación, en realidad significaría  la eliminación total de cualquier tipo de pensamiento, mediante la concentración de la mente en un solo punto; observando el objeto, sin juzgar, comparar, o calificar…sin identificarnos o proyectarnos en él. Tarea más que complicada, para nosotros occidentales, en estos tiempos que nos toca vivir…

Leer más »

WESAK

El martes 17 de Mayo se celebrará en gran parte del mundo la Festividad de Wesak que es coincidente con la lunación del signo de Tauro. Es un día para la meditación, porque, de una manera alegórica, se abren “las puertas de los cielos” para darnos la oportunidad de sembrar Luz con el pensamiento y unirnos, desde lo profundo de nuestro corazón para pedir por todos los seres que sufren, y desear con la fuerza del alma, que la humanidad se libere de una vez por todas de la prisión del sufrimiento.

Wesak es denominado el día de la Oportunidad

¿Oportunidad para qué?

Oportunidad de “despertar”.

El poder de la Compasión

Junto con la Sabiduría, la Compasión es la cualidad más destacada de la Mente Iluminada. De hecho, son cualidades inseparables.

El Buda Avalokiteshvara, el Buda de la Compasión, es la personificación de la Compasión Universal hacia todos los seres del planeta. Escuchar su mantra nos predispone a la bondad, desarrolla las cualidades del corazón y nos hace más sintientes del dolor ajeno.