Meditar y aprender a pensar

La ciencia cognitiva nos han dicho sobre el impacto a largo y a corto plazo de la meditación sobre la mente y el cerebro.
La meditación es ahora muy ampliamente estudiada por la ciencia cognitiva, debido a los claros efectos que tiene sobre el cerebro, y por la creciente evidencia de su beneficio en la salud mental.

Desde el punto de vista de las neurociencias, la meditación puede ser caracterizada como una serie de ejercicios mentales por medio de los cuales una persona fortalece el control cómo trabaja su cerebro. Lo más simple que se puede fortalecer es la atención sostenida o habilidad de concentrarse en un objeto o experiencia.